31 agosto, 2016

Coaching Nutricional

Como bien sabéis la  mayoría de los casos de obesidad que no estén provocados por problemas de tipo clínico (patologías endocrinas, diabetes, etc.), se deben principalmente a razones de tipo psico-emocional que han derivado en una mala relación con la alimentación y que producen una dependencia, que en algunos casos llega al grado de adicción.

En el proceso que proponemos cada persona trabaja sobre las causas que provocan esta dependencia para así poder llegar a superarla. Esto lleva consigo una  mejora general en el estado de ánimo y un refuerzo en la autoestima, que proporciona  una nueva forma de entablar las relaciones con el entorno, tanto laboral como personal. Trabajando en la toma de consciencia de la situación real de cada individuo desde puntos de observación diferentes, estableciendo objetivos alcanzables y analizando las diferentes opciones y planes de acción a realizar, para llegar a ellos superando los posibles obstáculos que se puedan encontrar.

Una de las consecuencias de todo esto será también la pérdida de peso deseada, que si en un principio se dibujaba como objetivo principal a la larga se posicionará como objetivo secundario.

Para lograrlo AQS Coaching propone un programa basado en dos premisas fundamentales:

  1. Decisión: meditada y bien asentada, ya que de no ser así es fácil fracasar, a pesar de contar con apoyo. Por eso mismo planteamos estas tres preguntas a quien quiere realizar el proceso:
    1. ¿Qué beneficio sacan de hacer este proceso hasta el final?
    2. ¿Qué perjuicio les causará no llevar el proceso hasta el final?
    3. ¿Merece la pena fracasar?
  2. Planificación y Organización: Si se sigue el programa de forma rigurosa funciona sí o sí. Pero para poderlo seguir celosamente, se ha de evitar fallar por no haber previsto situaciones que  impidan hacerlo bien. Por ello invitamos a las personas que realizan nuestro programa a programar cada mañana  el día que tienen por delante. Pensando cual es su agenda para poder prever los momentos en los que no podrá seguir el plan  manera adecuada y poder planificar una alternativa.

Nuestro proceso se estructura sobre cinco pilares fundamentales:

  1. Programa Alimenticio Hipocalórico Mediterráneo, que consta de 5 fases: una primera fase de descenso. Esta primera fase irá seguida de otras tres de mantenimiento, donde definitivamente se aprende a llevar una alimentación que permita mantener el peso objetivo en el tiempo.
  2. Líquidos
  3. Vitaminas y Minerales
  4. Contacto y Grupo: Un pilar fundamental de nuestro programa. Reunión grupal semanal de 2 horas, además de integrarse en un grupo de whatsApp con el resto de compañeros que estén en ese momento realizando el proceso o que incluso habiendo terminado el proceso desean continuar en el grupo, y contacto diario con el coach/mentor y con
  5. Actividad Física Adaptada.

Por último indicar que nuestro equipo está formado por un médico y dos coach, una de ellas psicóloga y el otro experta en Herbodietética.